¿Adiós a los rallyes en Cataluña?

Alarma, indignación  e incertidumbre en la afición catalana. El pasado uno de abril entró en vigor el nuevo decreto de presidencia de la Generalitat de Catalunya por el cual los servicios prestados por los mossos d’esquadra en cualquier tipo de evento deportivo van a ser cobrados a los organizadores de dicho evento. Un duro golpe para todos los que, haciendo verdaderos esfuerzos de todo tipo, mantienen vivas las competiciones regionales en Cataluña. El futuro se presenta sombrío.

De nuevo los políticos. La nueva medida, encuadrada dentro de los recortes presupuestarios llevados a cabo por la administración, pone en grave riesgo la viabilidad de multitud de pruebas deportivas en Catalunya, entre ellas, los rallyes.

Según el decreto presidencial aparecido en el DOGC (Diario Oficial de la Generalitat de Catalunya) del día 23 de Marzo de 2012, se dice que se cobrará una tasa por los servicios prestados por el cuerpo de los Mossos d’Esquadra. Estos servicios, se precisa, incluyen la vigilancia, la regulación y la protección de pruebas deportivas que afecten vías interurbanas o que tengan más incidencia en núcleos urbanos, sin perjuicio de las competencias municipales. La cuota se  fija en 33,66 € por hora y persona destinada a la prestación del servicio solicitado.

Sí, has leído bien. Una auténtica locura que deja heridas de muerte a la mayor parte de pruebas que se desarrollan en Cataluña. De hecho, algunos ralles van a anunciar en breve su cancelación, ya que no pueden hacer frente a estos enormes gastos. El primero de ellos puede ser el Rally de Cervera, programado para el día 14 de Abril.

Ni siquiera el RACC, entidad organizadora, podrá  hacer frente al coste de movilización de centenares de mossos d’esquadra para la celebración de la prueba del Mundial de Rallyes. La FCA (Federación Catalana de Automovilismo) está tratando de llegar a una solución, aunque el tiempo corre en su contra. Se va a intentar  negociar con la Generalitat a la desesperada, dada la gravedad de la situación. Esperemos que, por una vez, los políticos se muestren sensatos y comprensivos con los miles de aficionados catalanes del mundo de los rallyes.


Share

Deja un comentario

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.