Accidentados tests en Finlandia

El último fin de semana de julio se celebra en tierras finlandesas el Neste Oil Rally, octava prueba del WRC.  “Más que un rally”, como reza el lema de los organizadores, en el que se espera un record de participantes. Mientras se acerca la fecha, algunos de los pilotos se afanan en realizar tests donde pueden comprobar por sí mismos el grado de exigencia de este rally. Que se lo digan a Sebastian Ogier y Kris Meeke, que ya se han llevado los primeros sustos.

En la zona de Kuhmoinen, a la orilla occidental del Lago Aijannen se complicaron los test previos de los equipos Prodrive y Citroen. Mientras la organización realizaba tareas de reparación y limpieza de los caminos que componen las especiales del Rally de Finlandia, se accidentaron Mekke y Ogier. Primero fue el norirlandes, que se salió del camino a gran velocidad a pocos metros de iniciar el recorrido, siendo engullido su vehículo por la la espesa maleza que bordea la prueba especial. El compañero de equipo de Dani Sordo no sufrió lesiones y los daños en su Mini fueron bastante leves. El equipo actuó con gran rapidez y atendió casi de inmediato al accidentado, sin tener que lamentar daños mayores.

Lo de Ogier fue algo más grave. El francés recorría a gran velocidad una curva y al salirse del camino volcó su Citroen DS3. Por fortuna piloto y navegante no sufrieron lesiones, pero luego, cuando se intentaba reponer sobre sus ruedas al vehículo, sufrió un principio de incendio que fue sofocado inmediatamente. Durante jueves y viernes había ensayado Sebastien Loeb sin problemas, por lo que el equipo francés habría determinado el final de los test. Meeke por su parte, con pocos daños en el Mini, confirmó que será de la partida en el Rally de Estonia que se corre este fin de semana.

Share

Deja un comentario

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.