Dani Sordo probará el rendimiento de su Mini sobre el asfalto del Memorial Richard Burns

No fue un mal debut el de Dani Sordo con Mini en el Rally de Cerdeña, firmando un más que digno sexto lugar en la prueba que servía para que la escudería inglesa regresara al WRC. Ahora sin embargo llega la hora d ela verdad: el asfalto, donde todo el mundo espera lo mejor del piloto cántabro. Para ponerse a punto, correrá en agosto el Memorial Richard Burns en Gran Bretaña.

Sordo tendrá que demostrar que sus seguidores no se equivocan cuando afirman que es el mejor del mundo sobre asfalto, solo superado por Sebastian Loeb. En Mini piensan poner toda la carne en el asador en las tres pruebas del WRC 2011 que quedan sobre esta superficie: Alemania, Francia y Cataluña.

El trabajo empezó la semana pasada con los tests de Sordo en San Remo junto a su compañero Kris Meeke. Aunque no descartan luchar por el podio en Finlandia, objetivo realmente complicado, todas las miras están puestas en el rally en recuerdo de Richard Burns, el campeón mundial de 2001 que murió  a causa de un tumor cerebral hace seis años.

En esta cita  Sordo y Meeke se turnarán al volante del Mini una jornada cada uno. Al tratarse de una competicón con muchos cruces, tiene bastantes semejanzas al Rally de Alemania, por lo que será la prueba perfecta para preparar el rally germano a conciencia.

El Memorial Richard Burns Rally se celebra en la localidad inglesa de Marham, organizado por la escudería Prodrive, donde familiares, amigos y aficionados rinden cada año homenaje al piloto que, entre 1998 y 2001, cosechó diez victorias de rally en el WRC.


Share

Deja un comentario

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.