El feliz retorno de Kubica a los rallyes

Fin del calvario de Robert Kubica después del grave accidente que sufrió en un rally italiano hace un año y medio. El bravo piloto polaco, con su mano derecha aun en condiciones precarias, se ha vuelto a poner a los mandos de un vehículo de competición, de nuevo en Italia, en el Ronde Gomitolo di Lana, demostrando su talento y anotándose un brillante triunfo.



La victoria de Kubica fue incontestable: se impuso en los cuatro tramos de los que se componía la prueba pilotando un Subaru y cosechando espectaculares resultados. Lleno de confianza y con el apoyo de la afición, que se estremeció con aquel brutal accidente de febrero de 2011 en el que casi pierde la mano, Kubica logró aventajar en casi un minuto al segundo clasificado, el piloto local Omar Bergo.

Era una cita regional, sin mayores pretensiones, pero con un nivel realmente alto. Para Kubica fue la prueba de fuego que necesitaba para iniciar su largo camino de retorno al mundo del deporte de motor. La próxima semana seguirá la senda emprendida participando  en una prueba puntuable para el campeonato italiano: el Rally San Martino di Castrozza, con toda seguridad al volante de un Peugeot 207.

Pero hay algunas sombras en el horizonte de Kubica. El piloto polaco no esconde que su intención es regresar a la Fórmula 1 en 2014, lo cual parece realmente complicado dado el nivel de exigencia que se presume en un piloto de monoplazas. A nadie se le escapa que, a pesar de su manejo del coche en este rally transalpino, el estado de su mano dista de ser el idóneo para competir con garantías. Pero esto no va a frenar a un tipo con la voluntad y el talento que ha demostrado Kubica.

 

Share

Deja un comentario

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.