El VW Polo R WRC se corona en el Rally de Suecia

El proyecto de Volkswagen para el Mundial se ha visto refrendado en el Rally de Suecia de la mano de un brillante Sebastien Ogier. El VW Polo R WRC, el vehículo del que tanto se esperaba ha respondido y, magistralmente pilotado por el francés, se  ha coronado como el gran candidato al título de 2013.



Era la segunda prueba mundialista que afrontaba el joven Volkswagen Polo R WRC y ya ha conseguido anotarse su primera victoria, en un terreno tan exigente como el hielo y la nieve suecos. No hay que restar ni una gota d emérito a  Ogier, que abandona Escandinavia como líder y gran candidato al campeonato de este año. Es decir, el gran candidato a suceder a Loeb. Casi nada.

Como en sus tiempos de Citroën, los dos pilotos galos protagonizaron un espectacular duelo en la nieve, que esta vez cayó del lado del de Gap. Es más: tanto Loeb como Ogier son hoy por hoy los únicos no escandinavos que han podido salir vencedores del Rally de Suecia, para afrenta de los finlandeses.

Como hemos dicho antes, gracias a este triunfo en la Power Stage, Ogier se ha situado como nuevo líder del campeonato por cuatro puntos de diferencia sobre Loeb, que no estará en la próxima cita del calendario, el Rally de México, y nada menos que a 25 del siguiente clasificado Mads Ostberg, que acabó tercero en los tramos blancos de Suecia. Una importante ventaja para que Ogier alimente sus ilusiones de éxito, después de tantos años a la sombra de Loeb.

Ahora que el VW Polo R WRC ha conseguido atraer todas las miradas de la afición, tiene ante sí una prueba de fuego. Los tramos mexicanos de la próxima cita mundialista van a ser muy diferentes a lo que hemos visto en Suecia: pistas secas de tierra y una altitud nada despreciable que sin duda influirá en los pilotos. Es el momento para que Ogier y su flamante coche se confirmen como los favoritos.

Share

Deja un comentario

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.