IRC: Kopecky gana el Rally Islas Canarias en el último minuto

Nos hacíamos eco ayer de la victoria de Fuester en Gran Canaria, pero dejábamos pendiente contar lo que había sucedido en el Rally Islas Canarias en cuanto al IRC, una competición de infarto que hizo las delicias de los aficionados y que se resolvió por un estrecho margen en el último tramo en favor de Jan Kopecky.

Hänninen y Kopecký habían estado luchando a la par durante todo el rallye, alternándose en el liderato con unas rentas mínimas y repitiendo el apasionante duelo que habían mantenido el pasado año en esas mismas carreteras . La gran diferencia es que el rival del checo ya no era su compañero de equipo finlandés, sino el vigente campeón, estrella mediática y gran promesa de este deporte: Andreas Mikkelsen.

El noruego, que derrotó a Juho tanto en la final del pasado y volvía a hacerlo en el Rallye de Açores de hace tres semanas, le puso a Kopecky muy alto el precio a pagar por su victoria en Canarias. Ambos pilotos llegaron separados por un puñado de segundos a los últimos kilómetros. Era tanta la igualdad que nadie se atrevía a vaticinar cuál de ellos sería el ganador.

Lo que desequilibró la balanza fue un fallo mecánico en el motor del Fabia S2000 de Mikkelsen le hizo perder al noruego medio minuto, que dejó el camino libre a Kopecky para vencer y de pasoresarcirse de la derrota por 1″5 que le infligió Hänninen en la pasada edición. Aun así, Mikkelsen sigue liderando la tabla del IRC tras dos pruebas.

El tercer lugar del cajón lo completó el piloto local, Luis Monzón, que, cuatro años después de su última participación como piloto en el su rallye, se subió a un Peugeot 207 S2000 alquilado firmando una actuación de cinco estrellas.

Clasificación Final Rallye Islas Canarias 2012 (IRC):

  1. Jan Kopecký (Skoda Fabia S2000)
  2. Andreas Mikkelsen (Skoda Fabia S2000)
  3. Luis Monzón (Peugeot 207 S2000)
  4. Sepp Wiegand (Skoda Fabia S2000)
  5. Jonathan Pérez (Peugeot 207 S2000)
Share

Deja un comentario

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.