El accidente de Ari Vatanen en Córcega

Comentábamos hace unos días que una de las notas de color en el pasado Rally de Córcega, prueba incluida dentro del calendario IRC, era la presencia del veterano piloto finlandés Ari Vatanen y su hijo Max a los mandos del coche cero. Por desgracia, un accidente arruinó su participación honorífica en la prueba corsa.

El susto fue mayúsculo. Vatanen se salía de la pista en un espectacular accidente quepodía haber tenido consecuencias más graves. Más de uno vio el fantasma del brutal accidente que, varias décadas atrás, había segado en casino online estas mismas carreteras corsas la vida del también finlandés Toivonen.

Vatanen y su hijo salieron del vehículo por su propio pie, pero Ari había sufrido un traumatismo del raquis cérvico-dorsal, por lo que fue trasladado al hospital de Marsella donde fue operado evitando así problemas en su columna vertebral. Su hijo Max solo presentaba heridas superficiales sin importancia.

Vatanen, de 59 años, fue transportado en helicóptero al hospital de Bastia y desde allí a Marsella. Así acababa la aventura de Vatanen en Córcega, esperemos que la recuperación sea rápida y que no se le hayan quitado al finlandés las ganas de seguir pilotando.

Vatanen, que corrió por primera vez un rally en 1970, posee un impresionante palmarés en el que figuran cuatro victorias en el Rally Dakar, un campeonato mundial en 1981 y diez victorias en el WRC (dos de ellas en el Mil Lagos y otras dos en el Rally Acrópolis). Además de por su destreza al volante, se hizo famoso por celebrar sus victorias brindando con leche en lugar de con champán.

Share

Los comentarios están cerrados.