La mala suerte se ceba otra vez con Carlos Sainz

Ayer nos despedíamos esperanzados de que Carlos Sainz pudiera obtener hoy un buen resultado y alcanzase o al menos se acercase al máximo a su principal adversario, el qatari Nasser Al-Attiyah.

Pero las cosas no han sido así, sino todo lo contrario. A estas alturas, y después de todo lo que hemos vivido con el bueno de Carlos Sainz a lo largo de su carrera no habría mejor forma que llamarlo el piloto más gafe de la historia de los rallys. Y es que, en el día de hoy las cosas empezaron mal incluso antes de tomar el coche. Entorno a las seis de la mañana (hora local) Carlos Sainz y también el líder de la prueba Nasser Al Attiyah sufrieron un accidente tras chocar con un vehículo. Aunque pudo ser más grave al final sólo tuvo una lesión leve, un pequeño esquince cervical, mientras que Nasser tuvo un leve esguince de tobillo.

Pero ahí no quedaría la cosa, durante parte de la etapa Carlos Sainz marchaba en primera posición, incluso hubo tramos que se había colocado virtualmente como líder de la general, pero llegó el fatídico kilómetro 410, cuando una rotura en la suspensión delantera hizo hizo que el madrileño acabase perdiendo casi una hora respecto a Nasser, que además acabaría ganando la etapa.

Ahora Sainz lo tiene prácticamente imposible, pues el piloto qatarí le aventaja en casi hora y media y además Villiers también está por delante de él.

Parece que habrá que olvidarse de que Sainz pueda revalidar el título de campeón del Rally Dakar.

Share

Deja un comentario

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.