Loeb, inmortalizado en el Museo de Cera de París

Que Sebastien Loeb es un mito viviente del mundo del rally no es un secreto para nadie. Por eso no es de extrañar que en el Museo de Cera de París se haya instalado una figura para inmortalizar al campeón alsaciano. Nadie más que él se la merece. Los que ya han visto la figura dicen que el parecido es asombroso:¡Solo le falta conducir!

La escultura ha sido elaborada por el escultor francés Stéphane Barret junto a su equipo, y se ha tardado seis meses para crear este doble perfecto de Sébastien Loeb. Según fuentes del propio museo, se ha prestado especial atención al color del pelo del piloto galo, los ojos, la piel, e incluso las huellas de las manos para asegurar una coincidencia exacta.

Este Loeb “de cera” se podrá ver al lado de figuras mayúsculas del deporte francés como el  jugador de rugby Sébastien Chabal y el jugador de baloncesto Tony Parker en una sección especial del museo dedicada a los deportistas.

AUnque está por ver si este año Loeb podrá reeditar su título de campeón mundial, no cabe duda de que si hay alguien que merezca ser inmortalizado en este museo para la posteridad es él y el impresionante palmarés que le avala. Loeb ha declarado estar impresionado por el trabajo y muy agradecido por recibir este honor.

El Museo de Cera Grévin abrió sus puertas en 1882. Es de propiedad privada y se encuentra en el barrio de Grands Boulevards de París.

Share

Deja un comentario

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.