Loeb, rey de la subida a Pikes Peak

La leyenda de Sebastien Loeb parece no tener fin. En el año en el que ha decidido abandonar el WRC sigue demostrando que es el número uno en pruebas tan míticas como la subida a Pikes Peak. Y para que no haya dudas lo ha hecho pulverizando el récord de la prueba, que estaba en poder de Rhys Millen y su Hyundai Genesis Coupé desde el año pasado, en más de un minuto en medio, dejándolo en 8:13.878.



El Peugeot 208 T16 Pikes Peak, magistralmente pilotado por el francés, hizo así un gran regalo de bodas de plata a la marca del león en la legendaria ascensión a las montañas de Colorado. El segundo puesto fue para el anterior vencedor, Rhys Millen, que pilotaba un Hyundai Genesis Coupé.  Una gran carrera la realizada por Millen, pero que quedó eclipsada por la actuación de Sebastien Loeb. Otro francés, Jean-Philippe Dayraut, completaba el podio con un Mini Pikes Peak.

Como es lógico, Loeb se mostraba muy contento por haber logrado este importante triunfo: “Bueno, no diré que es como ganar un Campeonato del Mundo de Rallyes, pero significa mucho. Siempre busqué correr en Pikes Peak y pensé que estaría bien hacerlo este año, ya que con el programa de esta temporada era la carrera del año para mí. De todos los coches que he pilotado en 2013, el 208 T16 Pikes Peak es sin duda el más divertido”.

Sí, el alsaciano está fuera del WRC, donde ha establecido una dictadura incontestable de 10  años, pero ahora busca nuevos retos. por ejemplo, ya se prepara para disputar la próxima temporada el Mundial de Turismos (WTCC) de la mano de Citroën, su marca de toda la vida con la que tantos éxitos ha logrado.

zp8497586rq
Share

Los comentarios están cerrados.