Lotus: ¿coches GT en el WRC de 2012?

La nueva reglamentación de la FIA respecto a los coches de GT en los rallyes son un tanto sorprendentes. Desde la temporada 2011 los coches de GT3 pueden participar en los rallyes oficiales, siempre bajo la regulación R-GT, aunque nadie se había atrevido con el experimento. Ahora parece que el primer fabricante en tirarse a la piscina será Lotus.

Una lucha de años es la que lleva por ejemplo el piloto francés François Delecour, intentando inscribir un 911 GT3 RS para correr en Montecarlo. Hasta la fecha los organizadores han logrado esquivar esta propuesta, temerosos de que el coche fuera demasiado competitivo en asfalto seco y desequilibrara la prueba. Ahora parece que no van a tener más remedio que aceptar los hechos. A Delecour le amparan las nuevas norma de la FIA.

Por otra parte, Lotus lleva tiempo haciendo un seguimiento muy de cerca a varios pilotos que, a nivel privado, han ido inscribiendo de manera satisfactoria, varios vehículos modelo Exige y Elise en rallyes de asfalto. Y ahora han visto la oportunidad de hacer negocio de ello. El Exige “normal” lleva ahora varios meses fuera de producción, pero parece ser que tendrá una nueva vída en forma de carreras-cliente extremo.

En el próximo Salón de Frankfurt, que tendrá lugar en el mes de septiembre,será presentado un Exige GT3 que homologarán rápidamente para su uso en rallye en 2012. La idea es que Lotus tenga un equipo oficial, o semi-oficial corriendo en el IRC o en el WRC. Lotus busca de esta manera reforzar su imagen de marca, y hacer dinero a partir de un coche conocido, y amortizado, que se presenta como una auténtica arma devastadora en buenas manos, asfalto seco y revirado. No sabemos qué motorización podría llevar el coche de carreras, pues el V8 y el cuatro en línea que Lotus tiene en desarrollo todavía es demasiado joven como para comercializarse, pero el V8 origen Toyota del Evora S, sobrealimentado y preparado por Cosworth podría ser una perfecta alternativa.

Share

Deja un comentario

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.