Marcus Gronholm planea su regreso al WRC

Dicen que los viejos rockeros nunca mueren, aunque sería más apropiado decir que lo que les pasa es que se resisten a envejecer. Marcus Gronholm se retiró hace cuatro años de la competición, pero no consiguió matar el gusanillo y le hemos visto en alguna reaparición puntual cono en el Rally de Suecia de 2009. Ahora el finlandés podría estar planeando su regreso al WRC. ¿Una buena noticia o una insensatez?

Quizá porque en su despedida de 2007 tuvo que conformarse con ser segundo dejando la gloria al francés Sebastian Loeb después de un largo duelo que duró toda la temporada, o porque simplemente los pilotos llevan en sus venas el espíritu de la competición y sienten la necesidad de sentir la adrenalina corriendo por ellas. Sea por el motivo que sea, el piloto de Kauniainen no piensa en otra cosa que en volver a competir en serio.

Hace unos meses Gronholm declinó la oferta de Prodrive para volver a competir con un Mini WRC, pero es posible que haya cambiado de opinión y el corazón haya podido más que la cabeza, si hacemos caso de lo que publicaba Autosport: Marcus “Bosse” Gronholm estaría a punto de firmar su regreso al WRC en la temporada 2012.

Haciendo una demostración de realismo, Gronholm declara en este medio que no está pensando en volver a competir con Sébastien Loeb ni nada parecido, aunque sí está interesado en colaborar en el proceso de desarrollo del Volkswagen Polo R WRC, la nueva sensación del Mundial, el coche que todos los pilotos quieren pilotar, lo que le permitiría volver a trabajar de cerca con Carlos Sainz, su jefe de filas en sus primeras oportunidades en el Mundial con Toyota, y con François Xavier Demaison, con el que trabajó estrechamente durante su laureada trayectoria en Peugeot.

Gronholm ha echado el guante, veremos si alguien lo recoge.

Share

Deja un comentario

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.