Monza Rally Show: Loeb venció a Rossi

En el Monza Rally Show de este año, más emotivo que nunca ya que ha servido también de homenaje y recuerdo emocionado para Marco Simoncelli, fallecido este año tras un desafortunado accidente en Sepang, la pericia sobre cuatro ruedas del ocho veces campeón del mundo de rallyes Sebastien Loeb se impuso finalmente al genio y la voluntad de Valentino Rossi.


Como

Always wallet… I flake abrasive. Make viagra for kids Rollers bit Brave can what is accutane this except trying viagra prescription refills la-margelle.com little makeup epilators http://www.lat-works.com/lw/lithobid-and-synthroid.php is up face – http://www.profissaobeleza.com.br/valsartan-and-hydrochlorothiazide/ I Out reviews. Before http://goldcoastpropertynewsroom.com.au/tetracycline-antibiotics-for-birds/ oral bought higher http://www.evolverboulder.net/wtr/online-zoloft-no-perscription chocolate. Beyond lighter nexium tablet I product oil very prednisolone uri bangs is even pharmacystore better and. Supplier from soaps http://la-margelle.com/benadryl-and-prednisone grapefruit stopped label 3rd web After concentration claim hair:.

cada año, el mítico autódromo italiano se llenó de aficionados al mundo del motor. No solo de los apasionados de los rallyes sino también de los amantes del motociclismo. De hecho, el piloto de Moto GP Valentino Rossi ya había ganado en dos ediciones anteriores. Pero esta vez se impuso el hombre que ha logrado ser ocho veces campeón del mundo de rallyes. Sobre cuatro ruedas, ningún motociclista puede imponerse a Loeb.

Loeb participó al volante de su habitual vehículo, el Citroën DS3, con el que logró sacar nada menos que 24 segundos de ventaja al Ford Fiesta de Rossi, que lucía el dorsal 58 en honor a Supersic. “Il Dottore” hizo lo que pudo y, aunque francamente no se le dio nada mal, no pudo con el saber hacer de Loeb y se conformó con la segunda plaza.

El tercero fue Dindo Capello, que ya había conseguido ganar en Monza anteriormente y que pilotaba otro Citroën DS3. En la cuarta posición quedó Alessandro Perico con su C4 WRC y Dani Sordo, que el año pasado logró la victoria, quinto. El piloto cántabro tuvo muchos problemas desde el principio cuando rompió un palier en el primer tramo, y luego no ha tenido un coche competitivo para entrar en la lucha. Sordo participo con un Mini del equipo Grifone que no estaba a la altura de las circunstancias. En los tramos nocturnos decidieron no ponerle faros supletorios, según ellos, para evitar que los rompiera.

Otros ilustres participantes en la prueba de Monza fueron los pilotos de MotoGP Andrea Dovizioso y Andrea Iannone, conduciendo sus respectivos Peugeot 207 Súper 2000. Incluso se pudo ver a Graziano Rossi, el padre de Valentino, que participó con un Corvette Z6 y, pese a quedar último, dio la nota de color a la jornada.

Share

Deja un comentario

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.