Ogier gana en Finlandia y deja el Mundial casi decidido

Faltan cinco pruebas para que finalice el WRC 2013 y el campeón está prácticamente decidido. Su nombre es Sebastien Ogier, que se proclamó vencedor en el Rally de Finlandia, hurgando en la herida abierta en el orgullo de los pilotos escandinavos.  Es su quinta victoria de la temporada y la ventaja que mantiene sobre Jari-Matti Latvala y Thierry Neuville en la clasificación general parece insalvable.


El belga Thierry Neuville, que acabó segundo, firmó otro gran rally y sumar su tercer podio consecutivo. La honrilla nórdica la salvó el  noruego Mads Ostberg, con otro Ford Fiesta, que finalizó la prueba en tercera posición.

Una vez más asistimos a la debacle de Citroën, que está atravesando una verdadera etapa negra después de la despedida de Sebastien Loeb. Nikko Hirvonen logró el cuarto puesto y Dani Sordo fue quinto, ambos gracias a los abandonos en los últimos tramos de Kris Meeke y Jarkko Nikara. Lo cierto es que los dos ofrecieron una mala imagen, dando la sensación de absoluta impotencia.

Mientras (la imagen que encabeza este post es muy descriptiva), Ogier “vuela” hacia el título de campeón del mundo.

En la categoría Junior WRC si hubo triunfo local, en concreto para el finlandés Andreas Amberg, que no dejó escapar la oportunidad de ganar en su casa. Segundo fue el estonio Sander Pärn a casi dos minutos y medio y tercero el sueco Pontus Tidemand a casi tres minutos. Los españoles Yerey Lemes y José Antonio “Cohete” Suárez finalizaron en cuarta y novena posición respectivamente.

zp8497586rq
zp8497586rq
Share

Los comentarios están cerrados.