Tragedia en el Rally Condroz-Huy: dos espectadores muertos

Una nueva noticia negra para el mundo de los rallyes. En la disputa del Rally Condroz-Huy, la tradicional prueba que cierra la temporada en Bélgica, se ha visto ensombrecida por un fatal accidente en el que dos espectadores han muerto aplastados por las piedras de un puente con el que el Mitsubishi del holandés Erik Moree chocó tras perder el control de su vehículo.

El suceso se produjo hacia las 18:00 horas del sábado en el tramo entre Nandrin y Viller-le-Temple, en la provincia de Lieja. Las pesadas piedras del puente fueron arrojadas a gran velocidad en la dirección donde desafortunadamente se encontraban los espectadores (en una ubicación en principio segura). Una mujer de 25 años de edad murió en el acto y otro espectador de 50 años de edad resultó gravemente herida y fue trasladado a un hospital cercano donde murió poco después. Además, otros tres espectadores resultaron heridos.

Los organizadores decidieron cancelar los últimos tres tramos del sábado, aunque no todo el rally, que se reanudó el domingo por la mñana con un ambiente muy enrarecido. Pilotos, equipos y afición no podían dejar de pensar en la desgracia que había sucedido el día anterior.

En cualquier caso, fue Patrick Snijers (Mini WRC) quien acabaría adjudicándose el triunfo en esta clásica prueba belga, teñida de luto en esta edición de 2011. Tras él se clasificaron dos pilotos bien conocidos para los aficionados de todo el mundo por su brillante participación en el IRC de este año: Thierry Neuville (Peugeot 207 S2000), que se mantuvo en la cabeza durante gran parte del rally, y Freddy Loix (Skoda Fabia S2000).


Share

Deja un comentario

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.