Un brillante Ogier gana el Rally Acrópolis 2011 imponiéndose a Loeb.

Sensacional desenlace del Rally Acrópolis 2011, que no defraudó a nadie. Sebastien Ogier se marcha de Grecia con un gran sabor de boca, con un pleno total: El triounfo de carrera y el “premio” adicional de 3 puntos extra por haberse impuesto en el tramo final televisado. Además, con la satisfacción añadida de haber derrotado a su compañero y compatriota Sebastien Loeb.

Ogier no repitió los errores de Argentina, que permitieron a Loeb apuntarse un nuevo triunfo y mantuvo la concentración en todo momento. Loeb, siempre peligroso, siempre sorprendente, no dejó de dar batalla hasta el final, pero solo pudo quedar segundo, a 10 segundos de su sucesor natural en Citroën.

Ogier demostró también ser un hábil estratega: el penúltimo día parecía desperdiciar inexplicablemente los 15 segundos de ventaja sobre Loeb para dejarle abrir los tramos de la jornada final. La treta funcionó y Ogier, rodando sobre la huella de su compañero, le sacó 10 segundos de ventaja y otros 13 a Mikko Hirvonen.

Estaba hecho, pero aun así Ogier quiso adornar su gesta en el tramo televisado y de paso cobrarse el botín de los 3 puntos extra. Dicen quienes estuvieron en el Power Stage griego que Loeb salió de su vehículo con un enfado mal disimulado, frustrado por la derrota. Es el temperamento de los ganadores. Hirvonen, que siempre firma buenas actuaciones en el Rally de los Dioses, pareció en cambio dar por buena la tercera plaza.

El WRC alcanza así su ecuador con siete pruebas disputadas. El próximo rally será en Finlandia. La clasificación queda así:

  1. S. Loeb      146
  2. M. Hirvonen     129
  3. S. Ogier    124
  4. J. Latvala     76
  5. P. Solberg      73
  6. M. Östberg     48
  7. M. Wilson   36
  8. K. Räikonnen   24
  9. H. Solberg     20
  10. F. Villagra     20
Share

Deja un comentario

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.