Victoria de Iván Ares en un Rali do Cocido lleno de polémica

El triunfo final en el Rali do Cocido 2011 fue para el piloto lalinense Iván Ares, en una edición que quedó manchada por una gran polémica a causa de la neutralización del último tramo de la carrera correspondiente a la segunda pasada por Brántega.

En el último tramo el Skoda Octavia WRC de Roberto Blach dejó sobre la pista una considerable cantidad de valvulina, motivo por el cual los pilotos siguientes en tomar la salida se negaron a hacerlo. Finalmente fue el comisario de carrera quien decidió neutralizar este tramo a causa del vertido del aceite.

Los comisarios se reunieron a deliberar hasta casi la medianoche del domingo ante la creciente impaciencia y el malestar de pilotos y aficionados. Aquella no era una situación normal. Por fin pronunciaron su veredicto: se adjudicaba a todos los participantes, incluido Blach, el tiempo conseguido por Pedro Burgo, el segundo clasificado del tramo. Una solución salomónica que no satisfizo a casi nadie. De esta manera, la clasificación final quedaba encabezada por Ares, seguido de Burgo y, en tercera posición, Roberto Blach.

Lástima que este episodio ensombreciera un buen rally. Ares había hecho scratch en la primera pasada por Xirón seguido de Luis Penido y de Pedro Burgo, que fue más rápido en el temido tramo de O Couto. Los momentos más intensos se vivieron en los tramos de Saborida y Brántega, en los que Burgo y Ares lucharon encarnizadamente. Ares hizo scratch en la segunda pasada por Saborida por delante de Burgo poco antes del incidente del último tramo de la carrera lalinense.

Pero hubo todavía algunos incidentes más: dos jóvenes espectadores del Rali do Cocido resultaron heridos en el transcurso de la prueba, aunque no por accidentes relaciondos directamente con el rally. El más grave fue el caso de un joven que perdió dos dedos de una mano tras explotarle un petardo mientras presenciaba la carrera. Por si esto fuera poco, tampoco faltaron las protestas vecinales ante la imposibilidad de mover los vehículos particulares de los habitantes del lugar en el transcurso de la competición.

Foto: La Voz de Galicia

Share

Deja un comentario

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.